5 ejercicios fáciles con la pelota de pilates

La pelota de pilates es un accesorio que se puede utilizar para hacer ejercicios y movimientos más allá de los que se realizan en este deporte.

Para que puedas sacarle más partido y trabajar tu cuerpo de otras maneras, hemos recopilado algunos ejercicios muy sencillos que puedes hacer con la pelota de pilates sin tener un gran nivel físico y sin necesitar salir de casa.

Ball squat

Este es un tipo de sentadilla, un poco más complicada que la sentadilla normal y corriente (la air squat).

Para hacerla, tendrás la pelota entre la espalda y la pared. Colócate de espaldas a la pared, en posición de cuclillas con las rodillas a unos 90º y pon la pelota entre la espalda y la pared, a una altura que te sea cómoda.

Desde esta postura, extiende las rodillas y flexiónalas de nuevo para realizar las sentadillas.

Ball reverse bridge

Para hacer este ejercicio, tendrás que tumbarte en el suelo, boca arriba. Luego, coloca la pelota en los pies, para que puedas ponerlos encima. Debes quedar con la espalda totalmente apoyada en el suelo, los pies sobre la pelota y las rodillas dobladas.

Desde esta postura, extiende las piernas y levanta los glúteos y la parte inferior de la espalda. Solo tiene que quedar apoyada en el suelo la parte superior de la espalda. Para facilitarte el movimiento, puedes colocar los brazos en cruz y ayudarte a mantener el equilibrio.

Ball push up

Este ejercicio es como las flexiones normales,  pero con el extra de que utilizas la pelota. Para hacerlo, coloca las manos sobre la pelota y extiende el cuerpo y las piernas bien.

Desde esa posición, estira y flexiona los brazos, como haces habitualmente para hacer flexiones. Recuerda mantener la postura recta siempre. Y no te confíes, aunque parezca un ejercicio muy simple, que lo es, al utilizar un punto de apoyo que no es fijo, tendrás que trabajar más los músculos para mantener el equilibrio mientras bajas y subes.

Crunch ball

En este caso, se trata de un ejercicio para los abdominales. Debes tumbarte sobre la pelota, apoyando la parte baja de la espalda y los glúteos sobre ella. Los pies tienen que estar tocando el suelo y la rodillas a unos 90º.

Desde esa postura, tienes que apretar los músculos abdominales, doblar la espalda y levantarte levemente hacia arriba. La parte baja de la espalda estará tocando siempre la pelota y la fuerza la debes hacer únicamente con los abdominales.

Ball jacknife

Este último ejercicio lo hemos dejado para el final porque es el más complicado de la lista, aunque seguro que lo puedes hacer sin problemas.

Para hacerlo, tendrás que colocarte en una postura similar a la de las flexiones. Pon los dos empeines sobre la pelota, manteniendo las piernas extendidas, y luego apoya ambas manos en el suelo. Estarás boca abajo, en una postura similar a la de las flexiones normales, pero con las piernas elevadas. Desde ahí, rueda la pelota hacia delante mediante la flexión de las rodillas y las caderas. Y vuelve a estirarlas para llegar a la posición inicial.

Ahora, has podido ver que existen otras opciones para darle uso a este accesorio y para expandir tus opciones en cuanto a hacer ejercicio se refiere.

Atrévete a probarlas y a incluirlas en tus rutinas para darles más variedad y que sigan motivándote a hacer deporte de manera habitual.

Menú